Además de playa, sol y diversión nocturna, Castelldefels es también el motor gastronómico de la zona del Baix Llobregat. Bajo el denominador común del carácter mediterráneo y la pasión por el excelente producto de proximidad…

...estos son los 10 restaurantes que no hay que perderse en uno de los destinos de ocio por antonomasia del litoral barcelonés.

Casanova Beach Club

Modernidad en las formas pero tradición en el fondo es la principal filosofía del Casanova Beach Club.

Cheche restaurant

Buen trato al producto... y buen trato al cliente. Nieto, hijo y padre de restauradores, Angel Moya “Cheche” es toda una institución en Castelldefels.

La Canasta

Los clásicos nunca fallan... y La Canasta es un clásico que se ha ganado a pulso dicha condición ofreciendo alta calidad y un servicio esmerado desde 1976.

El Péndulo Beach Club

Un local con múltiples caras... ya que el popularísimo “Péndulo” es capaz de transformarse de tradicional restaurante marinero.

Can Moyas

40 años de experiencia en los fogones y tres generaciones de hosteleros avalan la trayectoria del que es uno de los grandes clásicos de Castelldefels

Marisquería Santos

Parrilladas, pescados, arroces y mariscadas como deben ser. En este coquetón local blanco y luminoso, ubicado en el Port Ginesta

Hisako Umi

Un concepto purista que, poco a poco y casi sin hacer ruido, está convirtiendo al Hisako Umi en uno de los restaurantes japoneses más reconocidos de la costa barcelonesa.

La Canija

La decoración interior del local con columpios haciendo la función de asientos ya es una clara muestra de por dónde va la propuesta de este innovador restaurante.

Marisquería Olave

La Marisquería Olave es una de esas marisquerías “de toda la vida”, un local que nunca ha perdido el sabor tradicional de una época en la que en Castelldefels

Pizzeria Casanova

En zonas muy turísticas no es nada fácil dar con locales que no maltraten la cocina italiana.

revista online
Valora nuestro trabajo
[Total:12    Promedio:3.7/5]