Nuevo Porsche Cayenne

REFERENCIA AFIANZADA

El primer SUV de la marca alemana y uno de sus modelos más exitosos, el Cayenne, llega a su tercera generación aportando una discreta renovación estética pero con importantes avances a nivel mecánico y tecnológico que, sin duda, buscan apuntalar su estatus de referencia en el segmento.

Texto: Iván Bolaño.

Fotos: Centro Porsche Barcelona

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No vivía precisamente un buen momento comercial la firma de Stuttgart cuando, en 2002, decidió romper con acierto sus legendarios postulados para lanzar un nuevo vehículo absolutamente inédito, el Cayenne, que se convertía en el primer SUV, el primer diésel y el primer cuatro puertas de Porsche, revelándose como todo un éxito en los concesionarios que oxigenó las finanzas de la marca.

Tras la profunda renovación sufrida en 2010, tres lustros después de su lanzamiento el Cayenne llega a su tercera generación con una vocación continuista en términos estéticos pero reformadora en cuanto a motores y tecnología.

El diseño externo de la carrocería mantiene la esencia de su antecesor y tan sólo se observan ciertas modificaciones que, con sutileza, alteran los faros frontales y las tomas de aire, así como los pilotos traseros que recuerdan a los usados por el Porsche Panamera, con unas luces que cruzan todo el portón de lado a lado.
Las dimensiones del vehículo también permanecen prácticamente inalteradas, a excepción de la distancia entre ejes que crece en 63 mm. También varía el peso en la báscula, que disminuye 65 kg respecto a la anterior generación gracias, en parte, a la utilización de la nueva plataforma MLB, el mismo chasis de aluminio y acero que usan otros modelos del grupo Volkswagen como el Audi Q7, y a diferentes ahorros de peso como el de la batería de ion-litio de 48 V.

El habitáculo tampoco muestra muchos indicios de cambio, centrando su principal novedad en el salpicadero, totalmente nuevo y digitalizado con una nueva consola central de cristal de 12,3'' con resolución full-HD de superficies táctiles sin relieves desde la que se controlan las principales funciones del vehículo y del equipo de infoentretenimiento. El usuario tiene a su disposición un equipo multimedia con nuevas funcionalidades y altas opciones de personalización que prevén hasta 6 perfiles individuales de memoria (se pueden guardar hasta 6 combinaciones de iluminación, configuración de pantallas, modos de conducción, sistemas de asistencia e incluso equipo de audio…).
El maletero también ha ganado 100 litros en comparación con la anterior versión, ofreciendo ahora hasta 770 litros.

Porsche ofrece por el momento una gama de motores compuesta por dos versiones: el Cayenne básico, que estrena un nuevo motor 3.0 gasolina de seis cilindros con 340 caballos que permite una velocidad máxima de 245 kilómetros/hora y una aceleración de 0 a 100 en 6,2 segundos; y el Cayenne S tope de gama, que cuenta con un bloque V6 de 440 caballos, capaz de ofrecer una velocidad máxima de 265 kilómetros/hora y una aceleración de 0 a 100 en 5,2 segundos.

Además, el nuevo Cayenne incorpora un nuevo sistema de tracción total denominado Porsche 4D Chasis Control y, por primera vez, añade de serie como en el Panamera la última tecnología de dirección en el tren trasero, así como el denominado Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC) que se combina con la última generación de suspensión neumática activa con tres cámaras de aire que según Porsche permiten diferenciar más las diferentes configuraciones de los modos, separando con más claridad el comportamiento orientado al confort, a la deportividad o al off-road. Otra novedad tecnológica es el Asistente de Visión Nocturna que lleva incorporado una cámara de imagen térmica.
En cuanto al precio el Cayenne de acceso está en los 87.579 euros, mientras que el S cuesta 107.127 euros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Valora nuestro trabajo
[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *