La Sagrada Familia: A 10 años de completar el símbolo de BCN

A 10 años de terminar de construir la parte arquitectónica de la Sagrada Familia, prevista para el 2026 si el ritmo actual se mantiene, el templo, levantado en ya en un 70%, empieza la cuenta atrás de un proceso que se inició en 1882 con la colocación de la primera piedra.

Texto: Marta Parreño. Fotos: Sheyla Butsems y Sagrada Familia.

Justo cuando esta publicación cumple 10 años, nos enteramos de que a la Sagrada Familia le quedan otros 10 para terminar de estar completa, así que decidimos dedicarle este texto para iniciar una cuenta atrás que a muchos, después de toda una vida, se nos hará aún algo larga. Para todos los que siempre la hemos conocido en construcción -es decir, para todos-, la finalización de la Sagrada Familia supone un hito que modificará no solo el skyline de Barcelona sino también el imaginario definitivo de una ciudad conocida en todo el mundo por este templo de formas intrincadas que un buen día se inventó Antoni Gaudí.

Dicen que el próximo momento memorable de la construcción tendrá lugar en el 2020, cuando se culminará la torre más alta -172,5 metros-, dedicada a Jesús, con la cruz que la coronará. El anterior momento memorable fue en el 2010 (en este texto el tiempo pasa de diez en diez), cuando el interior del templo quedó totalmente cubierto. Eso si hay que elegir momentos memorables, porque la Sagrada Familia se construye día a día a un ritmo imparable. Desde que Antoni Gaudí creó su revolucionaria estructura soportada con columnas inclinadas y vueltas hiperbólicas, la construcción, financiada a través de donativos que incluyen también las entradas de los visitantes, no ha parado de crecer.

El objetivo final, tal y como lo planeó al arquitecto catalán, es que la Sagrada Familia, su obra maestra indiscutible, tenga 18 torres, las 12 más bajas en las fachadas y las 6 más altas en el centro, cuyo conjunto al completo formará una estructura piramidal que cambiará según el punto de vista. Las seis torres centrales simbolizarían a Jesús, la más alta, y a la Madre de Dios y a los cuatro evangelistas el resto. Para todo ello, un equipo de 40 profesionales dirigidos por el arquitecto Jordi Faulí, al frente del proyecto desde el 2012, trabajan a diario en el estudio, proyecto y construcción de la fase final del templo. “Somos como unos colaboradores de Gaudí”, afirma Faulí, consciente de que el trabajo de todo el equipo es hacer posible el proyecto de éste y decidir y construir las formas definitivas. “Tenemos que hacerlo con la máxima fidelidad al proyecto original y a su simbolismo”, añade.

Por ello la Sagrada Familia tiene que tener no solo calidad arquitectónica y constructiva sino también mantener la sensibilidad, el detalle, la coloración y el simbolismo que imaginó el genio catalán. Porque la simbología de la Sagrada Familia es tan rica como única en el mundo, cosa que ha hecho que año a año las visitas turísticas se multipliquen, llegando a casi los cuatro millones de visitantes en el 2015, un 14% más que el año anterior. Y es que la evolución de la construcción y el acercamiento del 2026 ha generado expectativa en todo el mundo. Y la cuenta atrás no ha hecho más que empezar.

LOS DATOS DE LA SAGRADA FAMILIA

Inicio de las obras 1882

Antoni Gaudí, arquitecto 1883-1926

Arquitecto director actual Jordi Faulí

Superficie del templo 4.500 m2

Capacidad 4.500 personas

Visitantes en 2015 3.722.540

Número final de torres 18

Número actual de torres 8

Porcentaje del templo acabado 70%

Altura máxima final 172,5 metros

Altura máxima actual 112 metros

Patrimonio de la Unesco 2005

*Para evitar colas y largos tiempos de espera las entradas para visitar la Sagrada Familia se pueden comprar online aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *