Nuevo Jaguar E-Pace

Jaguar E-Pace. Concentrado de felino.

Jaguar está apostando fuerte por los SUV y tras la llegada del majestuoso F-Pace, el “buque insignia” de la familia, le toca ahora el turno al E-Pace, un modelo que se sitúa en un escalón inferior en cuanto a volúmenes pero con la misma vocación Premium e idéntica exclusividad.

Texto: Gonzalo de Martorell. Fotos: Jaguar Press.

Con el E-Pace, Jaguar quiere plantar cara a rivales de tanto peso en el segmento de los SUV compactos como Volvo CX-40, BMW X1, Mercedes GLA o Audi Q3.

Y buenos argumentos para lograrlo no le faltan; de entrada comparte plataforma con el Range Rover Evoque y el Land Rover Discovery Sport, la cual cosa ya es garantía de ese carácter y tacto tan especial que se espera siempre de un todocamino británico.

Conviene señalar, sin embargo, que como el E-Pace busca una funcionalidad algo mayor que sus parientes de la Rover, tanto la suspensión como la dirección se han aligerado y modificado para favorecer la maniobrabilidad.

También la habitabilidad y la capacidad de carga resultan sorprendentes pese a su condición de compacto y han sido sobredimensionadas para favorecer el uso diario incluso en ciudad, ofreciendo tres amplias plazas traseras y 557 litros de capacidad en el maletero que pueden llegar a los 1.234 litros abatiendo asientos.

Estilo propio

Al margen de ese punto de contacto con otros modelos del grupo, en Jaguar se han preocupado mucho de que el E-Pace de ninguna manera sea percibido como un F-Pace a escala reducida sino como un modelo con personalidad propia y de hecho ha sido diseñado por el genio Ian Callum, responsable de los modelos estrella de la marca. La característica parrilla frontal mantiene el obligado aire de familia -tampoco los clientes Jaguar aceptarían otra cosa- pero más allá de ese rasgo se desmarca estilísticamente bastante de su hermano mayor, dando mayor preponderancia a sus líneas coupé de 4,4 metros de largo y llanta de 21”.

Por lo que respecta a las motorizaciones, todas las versiones equipan la nueva familia de propulsores Ingenium de cuatro cilindros y 2.000 centímetros cúbicos con turbocompresor y 3 variantes diesel -de 150, 180 y 240 CV- junto a dos opciones gasolina de 249 y 300 CV de potencia.

Sea cual sea el motor elegido, el Jaguar E-Pace está disponible con cambio secuencial de 6 relaciones y con cambio automático con 9 relaciones, en ambos casos con tracción delantera o con tracción integral. En este caso, además, el modelo dispone del sistema inteligente Active Driveline que ya instalan otros modelos del grupo y que es capaz de adaptarse de forma automática a cualquier estado del pavimento, tanto en conducción por el asfalto como off-road.

Prestaciones y tecnología

El SUV de Jaguar anuncia unas prestaciones claramente sport, con una aceleración de 0 a 100 algo por debajo de los 10 segundos y un comportamiento dinámico igualmente de tacto claramente deportivo. Y  para poder disfrutar de todo ello con seguridad la marca incorpora en el modelo todos los packs de ayuda a la conducción de que dispone en catálogo en este momento.

Lo mismo podemos decir de los sistemas de comunicación e instrumental, que convierten el interior del coche en una verdadera sala de estar: cuadro de mandos digital con pantalla multifunción de 12,3 pulgadas, presentador frontal de datos, enlace Wi-Fi 4G, sistema de sonido Meridian, gestión a través de pulsera-llave Activity Key, cuatro tomas de corriente 12V, cinco puertos USB...

El E-Pace se ofrece en once colores de carrocería -uno de ellos, el Rojo Caldera, exclusivo para la versión más Premium- incluidos dos grises, dos plateados, dos negros, dos blancos, un azul y un rojo y está disponible desde 37.450 euros para la versión básica.

Galería Fotográfica :

Valora nuestro trabajo
[Total:6    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *