La huella de Gaudí en la costa de Barcelona

La obra de Antoni Gaudí, conocida en todo el planeta, está incluida en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco y hasta 13 edificios suyos en Catalunya han sido declarados como Bien de Interés Nacional. Mostraremos aquí cinco de ellos, algunos de los cuales siguen siendo aún grandes desconocidos para parte del gran público: la Casa Vicens, la Torre Bellesguard, las Bodegas Güell, la cripta de la Colonia Güell y la Nau Gaudí de Mataró.

Texto: Redacción. Fotos: Sheyla Butsems.

Celler Gaudí

BODEGA GÜELL

Aunque existen dudas sobre si la autoría real de este edificio es de Gaudí o de su colaborador Berenguer, varios detalles gaudinianos y la singularidad de la construcción dan a entender que la obra es del genio catalán bajo la dirección de Francesc Berenguer. Proyectado en 1882 como un encargo del conde Eusebi Güell, que entonces era el propietario de los terrenos, esta construcción forma actualmente parte de un restaurante situado en el rocoso macizo del Garraf, a unos 25 kilómetros de Barcelona.
Realizada en piedra caliza del terreno, lo cual hace que quede totalmente integrada en el entorno, es un edificio de planta rectangular y perfil frontal piramidal; y cuenta con cinco plantas: dos subterráneas, una planta baja para la cochera y el servicio, una primera planta para vivienda y la planta superior, con un mirador y una capilla con el altar en el centro.

Casa Vicens

CASA VICENS

Situada en una calle estrecha de barrio de Gracia, la Casa Vicens fue el primer proyecto de importancia de Antoni Gaudí y cuando se construyó, entre 1883 y 1888, Gracia era todavía una villa independiente de Barcelona. Encargada por Manuel Vicens i Montaner como segunda residencia familiar, este edificio pertenece a la etapa orientalista del arquitecto catalán, período en el que realiza construcciones de marcado gusto oriental. El banco andorrano MoraBanc se hizo con la propiedad de la casa, que actualmente se encuentra en fase de remodelación, en 2014, y tiene previsto abrirla al público como casa-museo. Con una superficie de casi 700m2 , el abundante uso de cerámica de gran colorido en su fachada es una de sus características esenciales.

la nau (5)

NAU GAUDÍ

 

Promovida por una de las primeras cooperativas obreras del textil gracias a la amistad del arquitecto con Salvador Pagès, la Nau Gaudí es el único edificio de Gaudí que no ha sido encargado ni por la burguesía ni por la iglesia. Está considerada como una obra clave porque es el primero de Gaudí y el que inició una de las características más genuinas de su obra: el uso de los arcos como elementos sustentadores. El uso de esos arcos parabólicos les permitieron cubrir un espacio diáfano de casi 600 metros cuadrados sin utilizar columnas ni muros, espacio que desde el 2010 se utiliza como sede de la colección Bassat en Mataró.
De todo el proyecto que ideó Gaudí, hoy se conserva la nave de blanqueo y las letrinas adyacentes.

Torre Bellesguard

TORRE BELLESGUARD

 

Aunque su nombre oficial es Casa Figueras, todo el mundo conoce esta construcción como Torre Bellesguard (bella vista), ya que así la bautizó el poeta Bernat Metge debido a las bellas panorámicas que se podían divisar desde ella. Obra del período neogótico de Gaudí, está situada a los pies de la sierra de Collserola, lugar en el que anteriormente se erigía un antiguo castillo que fue residencia del rey de Aragón Martí L’Humà en 1410 y refugio para el bandolero Serrallonga en el siglo XVII. Gaudí aprovechó los elementos que quedaban de esta construcción histórica para crear la nueva Bellesguard, construcción en piedra y ladrillo, de planta cuadrada, superficie de 900 m² y con vértices orientados a los cuatro puntos cardinales.

Cripta dia

CRIPTA DE LA COLONIA GÜELL

 

Construida entre 1908 y 1915 también como encargo de Eusebi Güell, que quería un edificio religioso para sus trabajadores, es la primera construcción en la que Antoni Gaudí utilizó todas sus innovaciones arquitectónicas. Pertenece a la etapa naturalista del arquitecto catalán, cuando perfecciona su estilo personal y se inspira en las formas orgánicas de la naturaleza. Además de la parte arquitectónica, Gaudí diseñó también todo el mobiliario interior, en el que destacan los bancos con reclinatorio colocados de forma circular en torno al altar mayor. Destacan, asimismo, los grandes ventanales cubiertos con vidrios de colores en forma de pétalos de flor o alas de mariposa.

Colònia + Cripta Güell

Valora nuestro trabajo
[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *