BMW I3: Electrizantemente bueno

El compacto alemán 95% reciclable supone un antes y un después en la movilidad urbana sostenible.

Texto: Gonzalo de Martorell Jr. Fotos: Sheyla Butsems.

 

Presente y futuro.

Es fácil caer en el tópico recurrente de que el coche eléctrico es el coche del mañana pero todavía no estamos preparados para su implementación total. Cuando hablamos de los renovables sobre 4 ruedas tendemos a mirar al futuro obviando que la tecnología y las infraestructuras ya están aquí. El coche eléctrico ya no es futuro. Es presente. Y buena prueba de ello es la genial experiencia de conducir un BMW I3 por Barcelona.

La vocación claramente urbana del coche alemán junto a los más de 400 puntos de carga que hay situados a lo largo de toda la ciudad condal hacen que la conducción de este BMW por la ciudad sea simplemente exquisita. No tenemos que preocuparnos por la duración de las baterías. El I3 nos garantiza 300 kilómetros de autonomía entre recarga y recarga, lo que debería ser más que suficiente para moverse en entornos urbanos. Además, la carga completa de su batería de 94 ah es inferior a las 3 horas: Perfecto para salir a comer, ir de compras, al trabajo… Dejamos el coche en el punto de carga y al volver ya lo tenemos listo y con la conciencia bien tranquila.

Sí. Voy en un eléctrico.

La versión estándar del BMW i3 cuenta con un motor eléctrico de 170 cv de potencia que logra una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 7,3 segundos. Sin caja de cambios y sin embrague. Vas a ser, sencillamente, la envidia de todos los semáforos de la ciudad. La respuesta del motor eléctrico es increíble en arrancada y si añadimos que el coche no hace apenas ruido… tendremos la sensación de estar despegando en una nave espacial. Te quedarás pegado al asiento con la boca abierta mientras por el retrovisor vas a ver a todos los electrófobos descubriendo que están viviendo en una gran mentira.

El compacto alemán también cuenta con un hermano mayor todavía más potente: el BMW i3s. La principal diferencia entre ambas versiones es el aumento de potencia hasta los 184 cv, que hace arrancar al i3s de 0 a 100 en tan solo 6,9 segundos. Ahora bien. Si queremos este plus de potencia  tendremos que renunciar a unos 20 kilómetros de autonomía.

Un coche completamente reciclable.

El BMW i3 no sólo se presenta al mundo como otro coche eléctrico de buen ver y mejor aceleración. No. El compacto alemán se presenta como una obra maestra de la sustentabilidad y la producción eco sostenible.

El coche se fabrica en la planta de producción de Leipzig -sur de Berlín- con energía verde proveniente de sus propias plantas eólicas. En comparación con la producción de otros modelos de la marca alemana, la energía necesaria para fabricar un BMW i3 se reduce a la mitad. Además, el coche en sí mismo es 95% reciclable gracias a unos acabados tan lujosos como sostenibles: el 30% de sus componentes están hechos de Kenaf, una planta de la familia de las Malváceas que permite sustituir los plásticos derivados del petróleo. La tapicería de los asientos es en un 40% lana virgen certificada. La mezcla de lana transpirable regula la temperatura entre el cuerpo y la superficie del asiento, de manera que este se mantiene fresco incluso a temperaturas elevadas. Las molduras interiores de eucalipto y el cuero curtido con hojas de olivo culminan una obra de ingeniería que combina diseño, comodidad, rendimiento y sostenibilidad.

Barcelona, la mejor pista de pruebas.

La ciudad condal se está situando cómo una de las ciudades más eco renovables de Europa. En Barcelona encontramos más de 400 puntos de carga pública y gratuita, la flota de autobuses más limpia de Europa con vehículos híbridos y de gas natural, un nuevo sistema de alquiler de coches basado en el car sharing, descuentos fiscales para propietarios de vehículos eléctricos… La apuesta de la capital catalana por las energías limpias es más que evidente y esto supone no sólo un reto para el resto de grandes ciudades sino también una oportunidad para probar y experimentar los límites de los coches eléctricos así como sus infraestructuras. El veredicto está claro: el i3 es perfecto para ciudad.

Más información:

BMW Barcelona Premium

 

Galería Fotográfica :

Valora nuestro trabajo
[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *